viernes, 27 de agosto de 2010

Una simple historia

Y ahí estaba él, haciendo que Sabi se sienta extraña y nerviosa nuevamente. Hace mucho que no se sentía así, ¿pero cómo lo haría si hace mucho que no lo ve? Nuevamente esa sensación: las mejillas totalmente rosadas a causa del nerviosismo, las manos inquietas y la mirada baja. Él con el clásico pantalón, la delicadeza que lo caracteriza y el carisma de siempre. Solo Alex podía causar ese efecto en ella, nada ni nadie más la llevaban a ese estado.

¿Cómo comenzó todo? Pasó hace más de un año, año y medio quizás, aquel profesor tan odiado por ella fue el que originó todo, él y una pequeña cartilla. En la que cada uno debía escribir qué significaba cierto tema para su vida. Cuando las intercambiaron, ella recibió la suya. Apenas la leyó, le gustó su forma de pensar y de ver las cosas, adoraba la pasión que le transmitían sus palabras, una pasión que nunca antes había sentido en otra persona. Por cuestiones del destino pudo verlo, fue como si se estuviera presentando ante ella. Se paró, dijo su nombre completo y mencionó algunas cosas más.

Todo ocurrió la primera semana de abril, Sabi nunca imaginó que en aquel lugar su vida tomaría otro rumbo, y mucho menos que encontraría a "esa" persona especial. Obviamente el tiempo pasó, y seguía con la misma sensación de querer hablar con él, quería conocerlo y ser su amiga...

¿Lo logró? Sus amigas dicen que sí, que son amigos; sin embargo, ella sigue sintiendo que falta algo. Todavía siente que solo hablan por hablar, siente que esa "amistad" aún no es amistad.

Entonces... ¿cómo lograr eso que tanto anhela? Solo ella sabe la respuesta... y créanme... la sabe, la conoce a la perfección, solo que no se atreve a hacer lo que debe. Pues eso implicaría olvidar... y el mayor temor de Sabi es el olvido. Teme olvidar cosas importantes y sin importancia, pero más aún teme olvidar a personas importantes... teme olvidarse de Alex...

viernes, 20 de agosto de 2010

"Por tantas cosas"

"Y vuelvo a mirar
y veo crecer mi deuda
con estos ángeles
que han dedicado la vida entera
para poder crear
una luz en la oscuridad"

¿Quiénes son las personas más importantes en tu vida? ¿Alguna vez te has puesto a pensar en eso? Pues yo sí. Muchas veces los jóvenes buscamos más libertad para hacer las cosas que nos gustan y esperamos que nuestros padres nos entiendan, pero hay veces en que las cosas no salen como deberían. Muchos jóvenes se alejan de la familia para hacer lo que creen es correcto para ellos, se buscan nuevos amigos, hacen nuevas cosas y cada vez más se olvidan de lo que les deben a sus padres. Lo sé, los padres nunca te piden retribución por lo que te dan, pero ¿acaso eso significa que no debamos pagárselo? En cada uno de nosotros está la forma en cómo agradecer todo lo que recibimos. Depende de ti buscar la manera.

Y... ¿ya te diste cuenta de quiénes son las personas más importantes en tu vida?

Pd: Aquí les dejo un video de Alex Ubago, la canción se llama Por tantas cosas y espero que les guste tanto como a mí...

viernes, 13 de agosto de 2010

Vacaciones?

¿Alguna vez han estado tan felices de que acaben las vacaciones? Quizá para muchos sea una pregunta tonta, ¿a quién no le gustan las vacaciones?, ¿quién estaría tan loco como para preferir las clases a las vacaciones? Pues si existen personas "locas" en este mundo: están leyendo a una de ellas.

Saben, yo solía aburrirme en vacaciones, no me gustaban, prefería mil veces estar en el colegio, academia o universidad haciendo tareas o aburriéndome en clase a estar en casa. No quiere decir que no me guste mi familia, no, para nada, sino que consideraba que las vacaciones estaban hechas para divertirse, salir a pasear con los amigos, hacer cosas que por lo general no haces el resto del año. Pero siempre fue igual, levantarse, desayuno, limpiar, cocinar, ver TV, almorzar, internet, nuevamente ver TV, cenar y dormir. Todas mis vacaciones fueron igual y por eso rogaba que no duraran mucho.

Pero estas tres semanas han sido muy lindos días. Por primera vez estoy triste porque comiencen las clases. Éstas semanas he hecho muchas cosas con mis amigos y familia. He ido al cine, al museo, a Arenales, he ido a ver teatro, documentales, he temblado de frío por salir con mi hermano, he dado vueltas en la Alianza Francesa por no saber dónde era la exposición, en fin he hecho muchas cosas que me han fascinado. Incluso ha sido divertido caminar dentro de la universidad hablando de cualquier cosa o estar en mi casa viendo Phineas y Ferb con mi hermana.

Es en este intermedio en que me di cuenta de que no importa el qué, sino el quién. El simple hecho de haber pasado tiempo con amigos muy queridos y mi familia me han hecho valorar estos tiempo de "descanso" que todos tenemos. Ya es hora de que empecemos a ver las cosas bellas que tenemos a nuestro alrededor, no esperemos que sea demasiado tarde...

¿Que si me gustan las vacaciones? Por supuesto que me gustan... ¿a quién no?

viernes, 6 de agosto de 2010

ÍTACA - CAVAFIS

ITACA


Cuando emprendas tu viaje a Itaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.
no temas a los lestrigones ni a los cíclopes,
ni al colérico poseidón,
seres tales jamás hallarás en tu camino,
si tu pensar es elevado, si selecta
es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo.
Ni a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al salvaje Posidón encontrarás,
si no lo llevas dentro de tu alma,
si no los yergue tu alma ante tí.

Pide que el camino sea largo.
Que sean muchas las mañanas de verano
en que llegues -¡con qué placer y alegría!-
a puertos antes nunca vistos.
Detente en los emporios de Fenicia
y hazte con hermosas mercancías,
nacar y coral, ámbar y ébano
y toda suerte de perfumes voluptuosos,
cuantos más abundantes perfumes voluptuosos puedas.
Ve a muchas ciudades egipcias
a aprender de sus sabios.

Ten siempre a Itaca en tu pensamiento.
Tu llegada allí es tu destino.
Mas no apresures nunca el viaje.
mejor que dure muchos años
y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin aguardar a que Itaca te enriquezca.

Itaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene ya nada que darte.

Aunque la halles pobre, Itaca no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
entenderás ya qué significan las Itacas.

Un profesor me recomendó este poema y me dijo que coincidía con mi forma de pensar, pues la belleza de la vida está en el camino y no en el final. Espero que les guste como me gustó a mí y que reflexionen sobre lo realmente importante de la vida...
Con este poema les doy la bienvenida a este blog, simple para muchos, importante para mí.

Y tú, te diste cuenta ya de lo que de verdad vale la pena???