lunes, 23 de mayo de 2011

Un concierto contigo

"Live and let die", "Hey Jude", "Yesterday" y "Here today" son algunas de las canciones que pude escuchar del genio de Paul McCartney. Me ha encantado asistir a su concierto en Brazil. V., muchas gracias por invitarme, ha sido una noche genial, maravillosa. Qué bueno haberla conpartido contigo. Recuerdas que te preguntaba cómo se llamaba tal y cuál instrumento? Recuerdas que apenas comenzaba una canción tú me decías su nombre? Realmente una maravillosa noche.

Sabes, mi mente sigue perdida en este mar de dudas, no sé cómo acabará esta historia, nuestra pequeña historia. Y no te preocupes, lo que dijiste no podía evitarse. Sí, aún me siento mal por eso, pero pronto será solo pasado y tengo que aprender a superarlo... y quizás hasta que lo haga mi mente recién se liberará.

Sobre los sueños... si son lo que dices que son... quizás me esté enamorando de ti? Quizás porque nunca lo pensé no me preocupé de ello; quizás había algo escondido, pero nunca quiso salir pues juraba que había alguien más; pueden haber miles de quizás, millones de tal vez, cientos de repentes. Pero hay algo que es totalmente seguro: Mi cariño por ti nunca va a cambiar. V., no importa qué ocurra a partir de ahora, sigo siendo tu amiga verdad? Podré decir, querer, hacer, pensar, soñar muchas cosas, pero siempre vas a quererme como hasta ahora verdad? Tiemblo de solo pensar que alguna vez me dejarás de lado.

Sí, es cierto, algún día terminaremos la carrera, empezaremos a trabajar, nos casaremos (cada quien por su cuenta), tendremos hijos, viajaremos, conoceremos gente, pero... lo nuestro nunca cambiará verdad? Aún cuando pasen muchos años seguiré llamándote V., seguiremos hablando por teléfono incluso si estamos a unos metros de distancia, iremos a tomar café por lo menos una vez al año, nos saludaremos por nuestros cumpleaños, iremos a conciertos juntos (como el de anoche), pelearemos y nos molestaremos virtualmente (también como anoche), me harás llorar cuando esté a punto de bajar del carro, me cogerás la mano intentando consolarme, dormirás en mis brazos, seguiré robándote abrazos, iremos a bailar juntos toda la noche, nos tomaremos fotos juntos.

Son muchas las cosas que hemos hecho, pero son muchas más las que nos falta hacer. Espero realmente que esta bonita amistad entre dos "vagos" nunca se termine. Te lo dije una vez y te lo seguiré diciendo siempre: te quiero mucho, quizá demasiado, pero te quiero. Estoy muy contenta por conocerte y ser tu amiga. Siento que hoy me he sincerado totalmente contigo...

1 comentario:

  1. Creo que escritos como estoy son reflejo de lo que sentimos del momento. Sige esccribiendo que yo seguiré leyendo.

    ResponderEliminar