jueves, 10 de noviembre de 2011

Andy

Han pasado 25 años desde que está ahí, siempre quieto, callado, no se mueve más que con el viento. Podría haber sido lo que quisiera... si tan solo hubiese podido querer...

Me lo imagino alto, cabello corto oscuro, ojos negros grandes, educado, cariñoso y muy idéntico a aquel que llora con su recuerdo. Pienso que me hubiese gustado conocerlo, no sé si nuestra vida sería distinta, aunque es lo más seguro.

- Andy, hola, no me conoces, pero soy tu hermana. Sabes, quizá no te hubiese gustado vivir en este mundo: es muy defectuoso, pero definitivamente hubieses querido seguir viviendo después de verlo: hay muchas cosas lindas acá, te hubiese gustado conocer mucha gente, hacer muchos amigos, visitar lugares, hacer infinidad de cosas.

Lamento no tenerte con nosotros, te hemos dejado solo por mucho tiempo, a decir verdad, me siento culpable... nunca me había atrevido a escribirte, es más, no han sido muchas las veces que te he ido a ver... lo siento... pero espéranos un poco más. No te prometo no tardar, pero sí llegaremos, podré conocerte al fin, estaré esperando por ese día.

Ten un poco de paciencia. Te queremos y recuerda: You're my angel...






Pd: Misky, una perrita muy linda, tampoco pude conocerla, pero siento que me gusta. Lástima que ya no esté con nosotros... pero, Andy, ¿podrías cuidar de Misky? Benji y yo estaremos muy agradecidos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario