miércoles, 30 de noviembre de 2011

Noches de café

Viernes 09 de setiembre

"Las cosas que se planean mucho, generalmente no salen bien". Acabo de recordar esta frase que Fernando (un amigo que tengo por ahí) puso en un mensaje hace casi un mes, cuando organizábamos una salida por vacaciones que nunca se concretó. Hace unas horas alguien a quien quiero mucho (y que a partir de ahora llamaré August -por August Rush la película) me preguntó lo siguiente: "¿X q te gusta planear tanto las cosas?", y la verdad es que sí... cuando me propongo hacer algo quiero que todo esté arreglado, que no haya ningún error; sin embargo, me he topado muchas veces con esa primera frase, pues aquello que quiero no sucede.

Han pasado dos días del cumpleaños de August, y por tercera vez no pude saludarlo en persona: en la primera sigo sin entender por qué ni siquiera le escribí, ya lo conocía y me caía muy bien; en la segunda solo le envié un SMS y una minitarjeta virtual; para esta ocasión un power point con algunos recuerdos vividos, un mensaje al hotmail y otro al facebook (¿era de la informació?, ¿globalización?). Creo que me he acostumbrado a escribir en lugar de hablar (grave problema... estudio para ser comunicadora o periodista, lo que escoja el detinmarin), creo que soy una de las personas que se refugian en los libros para evitar la realidad, esa dura realidad. En fin, aún queda un café que debe estra helado de tanto esperar. Me pregunto si algún día empezaré a hacer las cosas espontáneamente y dejaré de calcularlo todo. Mi vida parece un curso de matemáticas.


Pd: Creo que no soy muy buena escribiendo... esto es como todas las demás cosas que quiero hacer: me gustan, pero no creo ser lo suficientemente buena. Aún me quedan algunos años, ¿verdad? entonces... ¿puedo seguir aprendiendo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario