jueves, 2 de febrero de 2012

¿Y tú realmente quieres perderme?

- ¿Tú realmente quieres perderme?

Es la pregunta que rondaba por su cabeza, ¿acaso quería perderla para siempre? Pero... ¿a qué se refería? Por qué razón debía escoger entre aceptar sus sentimientos o olvidarse de su amistad. No lo entendía, buscaba explicaciones, pero no entendía.

- Yo te amo, ¿qué me dices tú?

¿Acaso la amaba? Es cierto que siempre se sintió atraído por ella, gustaba de su compañía y disfrutaron muchos momentos juntos. La quiere sí, de eso está totalmente seguro. Pero amar... si amar es todo eso que siente por ella entonces sí, la ama y no tiene miedo a decirlo: la ama.

- Las cosas no serán como antes...

¿Las cosas no pueden ser como antes? Y nuevamente intentaba preguntarse por qué debía escoger entre aceptar sus sentimientos y perder a su amiga. No quería hacerlo, la amaba sí y no quería perderla, pero tampoco podía corresponderle.

- Yo sé que ella te quiere.

Es posible, nadie manda en el corazón de nadie, ella puede quererlo a él y nadie puede hacer nada para cambiarlo. También pasa al revés, a ella pueden quererla miles, pero nadie hará nada para cambiarlo.

- ¿Entonces quieres perderme para siempre?

No, no quiere. La ama, pero no quiere perderla. La ama, pero no puede empezar nada con ella. La ama, pero alguien lo ama a él. La ama, pero no quiere que alguien más sufra. La ama, pero no quiere ser feliz a costa de la felicidad de alguien más.

- ¿Qué sugieres?

Hola, soy Patrick, ¿quieres ser mi amiga? Seamos amigos le dijo él.

- No podemos ser amigos... yo te amo...

También yo, pero no puedo empezar nada contigo. Prefiero sufrir yo a hacer sufrir a alguien más. Podríamos intentar ser amigos, pero si no es posible lo entenderé. Me has aguantado suficiente le respondió él.

- ¿Entonces quieres perderme para siempre?

No quiero, pero si es necesario lo aceptaré. Te amo y no te quiero perder... Y con la mirada más seria, pero a la vez la más dulce que pudo emitir jamás, Patrick murmuró...

- Y ahora te pregunto yo... ¿tú realmente quieres perderme?


Pd: Por hoy no hay posdatas...

3 comentarios:

  1. Cuánto nos complicamos a veces, ¿verdad?

    Besos!
    Quejica

    ResponderEliminar
  2. El amor solo se puede sentir y cuando surgen dudas en torno a eso, aclarar lo que se siente puede ocasionar que se pierda a alguien y que aunque no querramos considero que en muchas ocasiones eso es inevitable...

    ResponderEliminar
  3. Sí, Camila, hay veces en que aceptar lo que uno siente puede llevarnos a la pérdida de algo o alguien. Y es inevitable, pero creo que en algún momento tendremos que tomar la decisión... aunque no se quiera

    ResponderEliminar