martes, 7 de agosto de 2012

Se fue el 6 de agosto

Feliz, feliz no cumpleaños, a mí, a ti

Y se me pasó el día del aniversario del blog sin hacer nada. Este 6 de agosto pasó de puntillas que ni lo sentí, fue como otros días, nada especial. No, miento, algo pasó... (aunque no es totalmente de mi agrado), el timeline ha sido activado en mi facebook. Pucha, yo que me resistía a que pasara (como le dije a un amigo "Facebook me venció")... en fin... lo único bueno es que de portada puse una foto que me encanta, una bellísima de hace... casi 5 años. Sí, 5 años han pasado de ese momento... pero de eso hablaré después ^^

Sigo de vacaciones, sigo descansando y deseando que este tiempo de lluvias dure mucho, muchísimo más. Sí!!! Está lloviendo!!!! Y me voy de viaje!!! (bueno, eso también lo contaré luego).

Saben... cuando me creé este espacio en la blogósfera lo hice para poder descargar todos mis gustos, mis temores, lo que sentía y lo que me molestaba, Un cuento para Anilla no se puede clasificar en un tipo de blog, no es literario, tampoco es cultural y mucho menos de entretenimiento: solo es personal.

Y se preguntarán a qué viene todo esto, pues lo que pasa es que quería quejarme, (pero primero debo ir a llamar por teléfono, ya vuelvo).

...

Listo, como les decía, siempre que algo me molesta y no puedo decirlo personalmente me descargo por este medio (mil disculpas a quienes me leen y tienen que soportarme) y en esta ocasión lo que pasa es lo siguiente:

Me molesta:

1.- Que hayan personas que se la den de perfectas. Es como si creyeran que no se equivocan jamás y que la culpa es de otros. 

2.- Que existan esos favoritismos (que quede claro que no me quiero convertir en víctima). Es como si dieran preferencia a alguien siempre, le perdonan absolutamente todo.

3.- Que se respete el tiempo de descanso de todos los demás menos el mío. Necesito descansar luego de 5 meses pesadísimos, todos necesitamos descansar y lo hacen: si deciden no llegar un día, lo hacen y el trabajo se aplaza; si se quieren desaparecer unos días, lo hacen y el trabajo se aplaza. Pero cuando yo quiero irme de viaje unos días me llega la advertencia, un reclamo directo "¿Cuándo vamos a hacer el trabajo?

4.- Que me alejen de mi soledad. Es como si no pudiese estar triste o molesta, porque al toque me bombardean de preguntas "¿Qué pasa? ¿Estás molesta? ¿Pasa algo en casa? ¿Tienes algún problema?" ¡¡¡BASTA!!! Todos necesitamos estar solos en algún momento... respeten mi soledad.

5.- Que me haya tomado varias líneas escribir estas cosas. A veces pienso que debería dejarlas pasar, pues no gano nada bueno haciendo hígado, pero es que lo que se repite mucho cansa, aburre y molesta.

Nuevamente mil disculpas a quien me esté leyendo y tenga que soportar estos arranques de furia, necesito descargarme y es la única manera que encuentro.

_____

Pd: No quería irme sin antes felicitar a alguien por su cumpleaños. Se llama (o al menos eso pone en su muro) Rodrigo Madrid, dueño de El guardián de libros . Feliz cumpleaños, Rodrigo ^^

No hay comentarios:

Publicar un comentario