lunes, 22 de septiembre de 2014

Qué felicidad Violeta...

Hace un año me di cuenta que el amor a primera vista sí existe.
Hace un año Diosito nos regaló este pedacito de cielo para querer y cuidar con el alma.
Hace un año esta familia sumó un miembro más a la mesa.
Y, aunque hayamos tenido más bajos que altos, hace un año la vida y mi hermana pequeña nos hicieron sonreír como nunca...

...porque hace un año nació Hanna Violeta, un ser que con solo una sonrisa o una mirada es capaz de robarle el corazón a cualquiera.

A mi hermosa Hanna:

A mis casi 24 años estoy convencida que todo tiene su porqué, nada en esta vida sucede solo porque sí. Y aunque no creo en el destino, sí creo que todo lo que Dios hace tiene un propósito. Tú eres el más claro ejemplo de esto que digo...

Fue en mayo que nos llegó la noticia, nadie lo esperaba y nos cayó como agua helada. Fue extraño, no sabía qué sentir ni qué pensar o hacer... pero solo era cuestión de tiempo. No te conocíamos, pero cómo no íbamos a quererte... existías, estabas ahí...

Estabas programada para agosto, pero creo que tú decidiste otra cosa. Entre broma y broma decíamos que estabas esperando el cumpleaños de tu tía... y te la creíste. Pienso que fue un gran regalo para ella y para todos.

Mi chiquitina, acabas de cumplir un año de vida. Millones de felicidades. Y aunque no sé qué te esté reservando la vida, siempre-siempre tendrás a tu familia para apoyarte, para enseñarte que no importan las veces que caigas... siempre y cuando puedas levantarte. Y sobre todo siempre estaremos para quererte y cuidarte.


Si alguna vez lees esto, solo quería decirte que eres mi vida.

Hannita... feliz 1° cumpleaños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario